Tecnologías y Eventos

Opérculo Cap Seal

La palabra opérculo, del latín “operculum” (tapadera), es una pieza generalmente redonda que sirve para cerrar ciertas aberturas. Comúnmente se refiere a los peces, a una aleta de hueso duro que cubre y les protege las branquias.

En cambio, en el sector industrial de las embotelladoras, los opérculos o cap seals son discos de sellado por inducción o cierre a presión, que cierran y precintan los recipientes con una lámina de aluminio y un capa de polímero compatible con el material del envase sellado.

Los polímeros más utilizados para el envasado son:

  • Polietileno (PE), tanto de baja como de alta densidad.
  • Polipropileno (PP), parcialmente cristalino.
  • Poliestireno (PS), de cristal, de alto impacto, expandido o extruido.

El disco de sellado puede entregarse en distintos formatos, materiales o grosores, según las necesidades del tapón y el recipiente:

  • A granel: en cajas, adaptados a cualquier junta de cierre.
  • Embolsado y encarado, para facilitar la automatización de la empresa embotelladora.
  • En bobinas: para grandes cantidades, ajustado a las necesidades de la fábrica embotelladora.

También pueden ser impresos con la leyenda que exija el cliente. Las más habituales son:

  • “Sealed for your protection”.
  • Precinto de garantía.
  • Cierre hermético.
  • Sello hermético.

Sus aplicaciones para prevenir fugas, asegurar la estanqueidad del contenido, garantizar la inviolabilidad del producto y aumentar la seguridad son muy apreciadas y utilizadas en los sectores de:

  • La industria farmacéutica.
  • Las empresas de limpieza.
  • Todo el sector de la cosmética.
  • En las empresas dedicadas a tratar con agroquímicos.
  • En las empresas de alimentación.
  • En el sector de los fitosanitarios.